Café de las Voces en mayo: Los Grupos de Apoyo Mutuo (GAM)

por Cristina Díez García

This slideshow requires JavaScript.

El pasado 10 de Mayo pudimos reunirnos de nuevo en nuestro rinconcito del Café Barbieri para compartir una bebida refrescante acorde con esta incipiente primavera del 2017 pero también, reflexionar en torno al tema que nos convocaba:

Fue interesante observar cómo acudió un número significativo de personas, algunas de ellas con la mirada insegura de ser su primer “Café” y de no saber muy bien cómo funciona la dinámica pero poco a poco las miradas y gestos de confianza afloraron y se fue entretejiendo un clima relajado y cercano entre personas que nos veíamos por primera vez pero también, entre amigos y compañeros que se saludaron con un cálido abrazo.

Gracias a Paco García pudimos sumergirnos en lo que son los GAM a través de su experiencia personal en estos espacios. A través de unas diapositivas muy creativas acompañadas de letras de canciones inspiradoras seleccionadas por él, fuimos dándonos cuenta desde el primer instante en que comenzó su explicación que si algo caracteriza a los GAM es la reivindicación y práctica de ciertos valores que deberían ser la base de toda relación humana, más si cabe, en relaciones que se definen “de cuidado” como son el respeto, la confianza, la confidencialidad, la empatía, la escucha activa, la horizontalidad, la ausencia de relaciones de poder…
Paco explicó cómo inició su andadura en los GAM, cuando tras años de experiencia como usuario de la red pública de salud mental decide comenzar a cuestionar algunas de sus prácticas desde su propia vivencia. Así, en este camino personal, asistió al Congreso Internacional de escuchadores de Voces organizado en Alcalá de Henares en 2015 y es, a partir de este momento, como surgió entre varias personas la idea de construir espacios alternativos a los que les ofrecía el sistema de salud. Comenzaron a reunirse en un local de la calle 3 Peces… se pusieron en marcha asambleas abiertas… después se iniciaron los GAM… empezaban de cero y cualquier referencia, como la Guía de Activament, les sirvió como base para comenzar esta construcción común.
Según Paco, a pesar de la naturaleza única de cada uno de estos grupos,  éstos tienen unas características comunes que ayudan a definir su identidad: se celebran es espacios neutros, seguros, comunitarios… y en ellos se dan dinámicas participativas, horizontales, confidenciales y sin relaciones de poder entre sus miembros basadas por tanto en la cercanía, la comprensión, la solidaridad y el cuidado mutuo.
Sonaron las voces de Drexler y Guerra en una melodía dulce y tranquila… con un mensaje muy al hilo de lo explicado…
 
“Cuida de mis sueños… cuida de mi vida… cuida a quien te quiere… cuida a quien te cuida… Yo seré la imagen de tu espejo…”.
Antes de que Paco finalizara su explicación, se comenzaron a ver manos levantadas pidiendo la palabra… el clima creado y el tema que se presentaba hizo que fuera el Café de las Voces donde más voces se oyeron… Algunas para contar experiencias en primera persona que vinieron unidas a preguntas bien interesantes: ¿Dónde se encuentra la ayuda? ¿Qué beneficios y consecuencias negativas tiene la medicación? ¿Qué nos limita más… el estigma social o nuestro propio autoestigma? ¿Qué nos pasa? ¿Simplemente somos diferentes? ¿Tiene algo que ver la genética en esto? ¿Son formas de afrontar y sobrevivir a situaciones difíciles de la vida? ¿Qué perdemos y qué ganamos a través de estas experiencias? ¿La locura tiene dos caras? ¿Estamos todos locos y sólo una parte de nosotros tenemos que pagar por ello… matándonos a pastillas? ¿Es locura la propia realidad que uno vive? ¿Es importante prestar atención al lenguaje que utilizamos o que cada cual utilice el que quiera?…  Las respuestas que cada uno intentaba dar a estas preguntas a veces coincidían… en otros momentos no… pero sí se llegaba a algunas reflexiones en las que nos sentíamos de acuerdo: “Da igual quien seas si hablas de tu propio sufrimiento… El consejo viene siempre desde nuestra propia experiencia, no por haber estado en la Universidad… Lo interesante es poderse asociar, reunir, compartir con otros para comprender… para empoderarse y sentirse más capaz de enfrentar los golpes de la vida…”. 
Mientras, alguien con micrófono en mano y mirada cabizbaja comentó: “A veces, uno se desmoraliza…” de la otra parte de la sala se escuchó con fuerza “!ÁNIMO!” sintiendo el calor del grupo con una oleada de aplausos. ¿Será esta sensación de arrope lo que se siente en un GAM?, pensé. Otra voz compartió: “Cada crisis es una oportunidad de cambio… contra esta sociedad individualista es necesario responsabilizarnos y ayudar al otro, no sólo a nosotros mismos”. 
No hace falta añadir más, sólo unas notas de buena música en directo del grupo en el que toca Paco para despedirnos pensando, como habíamos escuchado minutos antes, “no en la conciencia de enfermedad sino en la conciencia de capacidad de las personas”. 
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s